¿Cómo usar Instagram para tu marca?

Varias empresas nos consultan sobre una red social que, a pesar de estar presente hace varios años, aún resulta “nueva” para muchas marcas.

Principalmente utilizada por mujeres y por menores de 35 años, se trata de una red que sigue creciendo, a diferencia de Twitter y Facebook, que en comparación están estancándose.

 

¿Sirve que mi marca esté en Instagram?

Esa pregunta equivale a preguntar si sirve que tu negocio tenga vitrinas. Dependerá de lo que vendas. La empresa inglesa Virgin que ofrece vuelos a la Luna para millonarios, no sólo carece de vitrinas sino también de local a la calle, y su ubicación es secreta. ¿Por qué? Porque decidieron hacerla tan exclusiva que el potencial cliente tiene que tener un conocido que lo presente, hasta para preguntar algo. Como un club inglés de caballeros. Ahora, si tu producto no son viajes a la luna y tu interés es que la mayor cantidad de gente conozca tu marca, sin duda que las redes sociales son un buen lugar para estar presente.

 

¿Qué tipos de cosas pueden venderse por Instagram?

¿Venderse por Instagram? Casi nada. ¿Venderse gracias a Instagram? Casi todo. Una vez que la marca entiende eso, el éxito ya está a la vuelta de la esquina. ¿Por qué? Porque el diferencial de Instagram es presentarte una buena experiencia, una promesa de felicidad, una inspiración. El producto puede estar o no.

Veamos este ejemplo de dos centros estéticos de manicuría:

¿Qué post te parece más exitoso? ¿En cuál de ellos te imaginás que una clienta puede etiquetar a una de sus amigas? ¿Y cuál de los dos tiene más chances de ser marcado como spam?

 

 

Otro ejemplo:

 

El post de la izquierda comete el error de mostrar el producto “en seco”. No presenta una situación de uso, no intenta decir que la taza que vende es única, ¡al contrario, tiene un montón! Tantas, que pareciera que no sabe qué hacer con ellas…

El de la derecha, en cambio, utilizó un dibujo de un personaje específico (Black Widow) realizado por un fan. No es difícil saber cuál de los dos conectó mejor con su audiencia.

Frecuencia

Lejos de tener más likes cuanto más publiques, postear demasiado hará que tus seguidores se cansen rápidamente y te identifiquen como spam. Si observás el comportamiento de las marcas exitosas en esta red social, muy pocas exceden un post diario. En audiencias específicas de alto grado de conexión -por ejemplo, adolescentes- podés aumentar la frecuencia. Pero también teniendo en cuenta que las personas que pasan mayor tiempo conectadas son más exigentes en cuanto al contenido.

 

Calidad  

Si le preguntáramos a los usuarios de Instagram por qué tienen una cuenta en esa red social, la mayoría nos contestaría que es para ver lindas imágenes. Moda, decoración, arquitectura, bienestar, fitness, paisajes, mascotas… Esas son las categorías “gancho” de Instagram. Muchos usuarios responden también que es para estar contacto con amigos y familiares. Pero los contenidos que generan son menores que en otras redes como Facebook, y la interacción con contenidos que no provienen del círculo familiar o de la propia región geográfica es mayor. Esto nos da la pista sobre Instagram: es una red para ser visto pero también para ver, es una red visual, estética, donde los lazos no se dan siempre por localización geográfica o vínculos afectivos. Las personas siguen a marcas, futbolistas, famosas, modelos, influencers… Y el gancho son las buenas imágenes, no los textos, ni las noticias en tiempo real.

 

Errores típicos que cometen las marcas en Instagram  
  • Descuidar la estética y el formato

Fotos pixeladas, logos deformados hacia arriba, imágenes mal cortadas, espacios en blanco… Por lo general son una pista que nos dice que en realidad, ese contenido estaba hecho en formato 4:3 (Facebook) y no en 1:1. Si bien Instagram permite otros tamaños de imagen, el ideal para esta red social es el formato 1:1, es decir, un cuadrado. Deformar tu logo, utilizar fotos de mala calidad, no usar filtros para mejorarlas…hará ver a tus clientes que no los tomás en serio, y que tampoco cuidás tu marca.

 

  • No asegurar la relevancia del contenido en el tiempo

El algoritmo de Instagram calcula cuán interesante puede ser un post para un usuario según distintos parámetros. Eso hace que nadie vea al mismo tiempo tu publicación. Habrá gente a la que le aparecerá de inmediato, y habrá otros que la vean incluso hasta dos o tres días más tarde. Si el contenido de tu post era una promoción en 2×1 de cervezas para el viernes a las 20:00 hs, quienes lo vean el domingo al mediodía lo percibirán como irrelevante. Y el contenido irrelevante es una de las maneras más rápidas de perder seguidores.

 

  • Abusar de la cantidad de texto.

Si manejaste alguna tienda online o trataste con público alguna vez, sabrás que la gente no lee. Ni siquiera lee cosas que pueden interesarle, como el método de envío, o las cuotas sin interés. ¿Va a leer lo que pongas en tu post? Te aseguro que no. Lo importante es que captes su atención con una buena imagen, y le facilites un método sencillo para que se dirijan a tu página. Los botones “Ver más” de las publicidades de Instagram suelen ser muy útiles.

 

  • Usar colores disruptivos.

El rojo y amarillo saturado, los tonos flúo, las imágenes prediseñadas (estallidos, signos de interrogación o exclamación, etc) rompen con la estética de Instagram, y no en un buen sentido. Es como si estuvieras tranquilo escuchando una música suave y de repente viniera el camión de la chatarra a gritarte en el oído. La mayoría de tus seguidores saldrá despavorido.

Teniendo en claro estos puntos, tu camino al éxito en Instagram estará mucho más claro, ¡a triunfar!

Si querés que te ayudemos a crear y diseñar contenidos para tus redes sociales consultá nuestros planes acá.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *